A 32 años de marcar historia en el ambientalismo venezolano

“Seriamos Azul como el planeta visto desde el espacio” Lenín Cardozo

A mediados de la década de los 80’s, un grupo de estudiantes universitarios decidieron conquistar Maracaibo y el mundo con una idea que parecía una locura para esa época: crear una organización de carácter ambiental, ecológica y conservacionista…

Corría el año de 1986, era el mes de agosto, la ciudad estaba en calma por el receso de las vacaciones escolares. Pero esta situación contrastaba con la de unos jóvenes decididos a hacer historia. Se organizaron para llevar a cabo lo que sería la primera acción de activismo ambiental en el Occidente Venezolano y que dio paso a la creación de la Fundación Azul Ambientalistas.

Le pusieron fecha, sería el lunes 01 de Septiembre de ese año. Querían comenzar la semana y el mes con la actividad que venían planificando desde hace tiempo. Les daría visibilidad ya que las personas saldrían a las calles para dirigirse a sus trabajos o para realizar sus diligencias cotidianas. Pero ¿Qué hicieron? Pues comenzaron pintando murales conservacionistas, en donde destacaba la flora y fauna zuliana, que después se convertiría en el sello de identificación de la Fundación Azul Ambientalistas en sus primeros años de vida.

Fue un comienzo duro y difícil, los partidos políticos no querían que sus paredes fueran invadidas por unos “come flores” que hablaban de temas que desconocían. Pero los habitantes maracaiberos, aunque no estaban acostumbrados a esta nueva forma de ver al mundo, apoyaban las acciones que se llevaban a cabo en favor de un mejor ambiente. Les gustaba que la ciudad estuviera adornada con murales llenos de cocoteros, buchones, tucanes, togogos, cangrejos y más.

Después de más de 400 murales a lo largo y ancho del estado Zulia, comenzaron a buscar otras maneras de masificar aún más el mensaje ambientalista, ecologista y conservacionista y se encontraron que en los periódicos no se hablaba sobre estos temas. Así que desarrollaron solitarias iniciativas periodísticas y lograron mantener páginas completas sobre estas temáticas por varios años.

Con estas acciones, murales y notas periodísticas, se logró que el activismo de la Fundación Azul Ambientalistas tuviera una presencia en la opinión pública inigualable para cualquier Organización No Gubernamental. A pesar de este posicionamiento, los ya no tan jóvenes, no estaban satisfechos con la situación ambiental en el estado Zulia: Tala indiscriminada de árboles, la inefable Ruta del carbón, Tráfico de fauna silvestre y un largo etc. Sentían que todo era muy “light” y no había acciones contundentes al respecto, así que comenzaron a realizar protestas activas contra todo lo que consideraban que estaba mal.

En esta época se podía ver a activistas amarrados a un árbol que querían cortar sin razón alguna, trancando calles y avenidas de Maracaibo para cerrar el paso a los camiones que transportaban carbón o realizando protestas por las descontroladas emisiones de gases contaminantes de El Tablazo. Se logró llamar la atención del gobierno y la ciudadanía y se avanzó en temas puntuales.

Nos incorporamos desde su creación al “Día Mundial de las Playas” de la mano con Fudena, logramos durante los años noventa las mayores movilizaciones de voluntarios realizadas en el Zulia siendo referencia en Venezuela. En esa etapa “inventariamos” hasta 21 costas de playa en el Lago de Maracaibo.

Llega el siglo XXI y con ello el avance de las comunicaciones, prometiéndonos la conexión perpetua con cualquier persona en cualquier parte del mundo. Y un protagonista de esta oferta son las Redes Sociales. Por ello la Fundación Azul Ambientalistas decidió incursionar en el Ciberespacio con un sitio en internet y perfiles sociales en las plataformas más importantes. Y lo hizo con un claro objetivo: Desbanalizar el discurso ambiental, ecológico y conservacionista que se había impuesto en la red de redes y llevar Educación Ambiental basada en investigaciones y estudios científicos.

Entendimos que la educación ambiental “masificada” era necesaria. Irrumpimos con ECOescuela, un modelo de gestión exitoso logrado por una ONG con apoyo gubernamental y respaldo internacional. Al menos unas 400 ECOescuelas mostraron la innovación y creatividad en la gestión de desechos y desarrollo sostenible.

Con la ya evidente condición de Cambio Climático y Clima Extremo en nuestra región, hemos dado alertas y alternativas a través Talleres y Conferencias en nuestros innovadores programas para entender y mitigar las terribles condiciones que se ya padecemos. Con Aula Abierta, ECOempresa, ECOparques donde por cierto, salvaguardamos el último bosque de manglar en la ciudad de Maracaibo y se consolidó con el Gobierno Regional, la conservación de importantes áreas en el estado Zulia. “Bosque Urbano Comunitario” y Campañas como “SIN basura es mejor” para la necesaria mitigación al Clima Extremo y atender el principal problema ambiental urbano, la basura.

Hoy en una batalla global hemos señalado, denunciado y brindado campañas frente a desastres naturales, depredación y contaminación en nuestra Sierra de Perijá, nuestro Relámpago del Catatumbo, Río Guarapiche, El Coque en Anzoategui, la propuesta de un Corredor Biológico en el Río Esequibo y la batalla en contra del mayor ecocidio en el llamado “Arco Minero”.

Hemos brindado propuestas editoriales con publicaciones digitales como “Bioregiones de América”, Libros de variados temas, Cartillas escolares y Manuales para generar bosques, reutilización y reciclaje.

Montados sobre la gran autopista de la información, el ciberespacio, con sus redes sociales nos seguimos sintiendo útiles, ahora desde nuestro blog Azul Ambientalistas, Canal Azul 24, Blue Channel 24, Facebook con “Azul Ambientalistas” @fundacionazul, @azulambientalistas (Instagran) y You Tube haciendo periodismo y activismo ambiental, defendiendo la nueva bandera de la humanidad que iniciamos ya hace 32 años atrás.

Nuestro agradecimiento a todos los medios que nos publican y transmiten, periodistas, amigos con quienes hemos compartido acciones, a los que nos toman como referencia, a todos nuestros amigos y seguidores en las redes.

Hoy como cuenta la fábula “el colibrí” nosotros seguiremos cumpliendo con nuestra parte y dejamos nuestro legado de activismo y educación ambiental. Hoy tenemos nuestro manifiesto ambientalista. Bueno, debemos decir que en nuestro propio devenir, asumimos la trascendencia de una organización que a pesar de todo tipo de resistencias hemos logrado mantener como un legado testimoniado que brinda educación y gestión ambiental para todos.

Muchos han pasado por las filas de la Fundación Azul Ambientalistas, otros han participado en alguna de sus actividades que a lo largo del tiempo han organizado. Pero a pesar que pasan las individualidades y los personajes, el objetivo queda claro: llevar el mensaje ambiental, ecológico y conservacionista a una mayor cantidad de personas. Y la historia ha sido clara al respecto, “Se ha logrado mucho, muchísimo más aún con los recursos que se dispone, pero falta camino por recorrer hacia el mundo que queremos”… ¿Nos acompañas?

Gustavo Carrasquel Parra, Rafael Peñaloza Montilla
Fundación Azul Ambientalistas

Acerca de Azul Ambientalistas

Defensores, Activistas, Ambientalistas, Ecologistas y Conservacionistas
Esta entrada fue publicada en Notas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s