Lago de Maracaibo: En los derrames de petróleo, no basta con una simple jornada de “limpieza”

Maracaibo,Venezuela,20/06/2016. Restos de petroleo son recogidos en las orillas de la segunta etapa del Paseo del Lago, por cuadrillas de PDVSA.

Maracaibo,Venezuela,20/06/2016.
Restos de petroleo son recogidos en las orillas de la segunta etapa del Paseo del Lago, por cuadrillas de PDVSA.

Si de alguna tragedia ambiental, hemos aprendido pues aun aparecen secuelas, daños colaterales e impacto en la flora y fauna marina, es en el caso del terrible derrame de petróleo en el Golfo de México en 2010. Como en la actualidad, su impacto a llegado a los ecosistemas del mar Caribe, Océano Atlántico en incluso al mar Mediterráneo.

Al lago de Maracaibo, en el occidente venezolano, una biorregión que presenta una biodiversidad única en el planeta. Con tan variados ecosistemas que van de la costa al desierto, de desierto a los bosques de mangle. Con extraordinarios deltas que albergan endemismo y generan fenómenos naturales, que han sido certificados como nueva capital de los relámpagos: ¡El Lago de Maracaibo! Registra alrededor de 233 destellos por kilómetro cuadrado por año, según el estudio de la NASA.

Pero mientras, y desde hace mucho tiempo atrás, las costas del lago de Maracaibo, el Coquivacoa, sufren por el constante impacto de los derrames de petróleo, y ni hablar del plástico encontrado en todas las costas.

En el caso del petróleo, no bastan con simples jornadas de limpieza o saneamiento, para retirar cuando ya es evidente e irrefutable la presencia en gran cantidad de petróleo en las costas.

Tal como lo hemos venido denunciando desde la Fundación Azul Ambientalistas, en la última década se han incrementado las fugas y derrames de hidrocarburos en el lago de Maracaibo.

Constantemente los pescadores artesanales ven amenazada su actividad por esta situación recurrente.

Son muchas las denuncias y acciones realizadas para el rescate de fauna petrolizada en el lago de Maracaibo por parte del biólogo Lermith Torres del grupo conservacionista “Mangle”.

Rafael Peñaloza, Directivo de la Fundación Azul Ambientalistas, ha denunciado muchas veces la constante aparición de plásticos petrolizados en las orillas del ECOparque de Manglares “Tierra de Sueños” en Capitán Chico, Maracaibo-Zulia.

De igual manera nuestra constante presencia denunciando en los medios de comunicación sobre los derrames y sus consecuencias

Infografia sobre petroleo en el lago 2016-2

Está demostrado que la permanencia en el tiempo de petróleo en las costas y en cuerpos acuáticos, sufre un proceso de degradación progresiva que aumenta su agresiva afectación en los ecosistemas, con un complejo impacto ecológico.

Estamos seguros que la presencia de manchas de variadas dimensiones y volúmenes, en el lago de Maracaibo, con los altos niveles de evaporación que sufre el estado Zulia, al igual que con el agua de los embalses, ese hidrocarburo al confrontar el resplandor del sol en el agua, se evapora. Se convierte en gases que sin duda, según su cuantificación podría afectar o no, las condiciones de clima en la atmosfera.

Luego la mancha al extenderse y al final se tornasola aceitosa, se dispersa en la superficie hasta formar capas entre gruesas y delgadas que bloquean como una película impermeable, impidiendo el intercambio gaseoso. Posteriormente al desplazarse por la acción de los vientos llega a las orillas donde se emulsifica, es decir, forma una gelatina de agua y aceite con bolas de alquitrán densas, parecidas al asfalto.

 A los pocos días de presentarse derrames en el agua, hemos encontrado muchas veces fauna marina afectada en la piel por petróleo. Dramática la cantidad de aves petrolizadas  en la última década en el lago de Maracaibo.

Se ha encontrado afectación en especies como Bocachicos, Lisas, Curvinas y Bagres, envenenadas o asfixiadas por los componentes químicos disueltos en el agua. Sabemos cómo impacta en la pesca artesanal.

A las semanas el petróleo llega al fondo del lago, donde especies botánicas y organismos mueren asfixiados y se generan “zonas muertas”.

Esta es la situación que se ha presentado durante años por los constantes derrames de petróleo en el lago de Maracaibo.

Con jornadas de limpieza y saneamiento, las cuales son realizadas cuando el problema está a la vista, y sin una sincera investigación para cuantificar magnitudes, el impacto ambiental y deterioro ecológico es irreversible.

Gustavo Carrasquel | Ambientalista | Investigador | Comunicador Social | Director General de la  Fundación Azul Ambientalistas | Consultor GEO6-PNUMA

*Imagen cortesía: www.laverdad.com

Anuncios

Acerca de Azul Ambientalistas

Defensores, Activistas, Ambientalistas, Ecologistas y Conservacionistas
Esta entrada fue publicada en Notas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s