Pronóstico Zulia: Fenómenos Naturales Extremos

2016-01-18-Version-Final-El-Zulia-encara-fenomenos-naturales-extremos-en-2016-811x1024

Cada estado tiene responsabilidad primordial de su propio desarrollo sostenible y de tomar medidas eficaces para reducir el riesgo de desastres, el estado Zulia está expuesto a la vulnerabilidad del Cambio Climático y a sufrir fenómenos naturales extremos en los próximos meses

Viviana Camacho

El cambio de patrones climáticos atribuido al calentamiento global sostenido a nivel planetario proyecta severos impactos negativos en un espectro que agrupa síntomas que van desde períodos prolongados de sequía, crecimiento de cuerpos de agua, aumento del nivel del mar, acentuación en la frecuencia de tormentas y precipitaciones que a lo largo de la región han afectando infraestructuras, asentamientos, urbanismos, sectores productivos y fuentes principales de ingresos y servicios basados en el procesamiento de materia prima por parte de sectores extractivos.

El investigador, especialista en análisis de fenómenos climáticos relacionados a la circulación oceánica y el aire William Patzert declaró para BBC Mundo contundente: “No importa donde usted viva, sentirá los efectos del fenómeno de El Niño” asegurando que los impactos serían enormes, el experto de la NASA también aseguró que existían altas probabilidades de que las derivaciones de El Niño se prolonguen durante la mayor parte del 2016 en forma de inundaciones, epidemias o sequía prolongada. Fundamentalmente en Sudamérica. De acuerdo con un reporte del Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño, éste fenómeno, se intensificará para el 2016.

La temporada de precipitación en Venezuela de acuerdo con el INAMEH y la publicación de su Informe Pronóstico Estacional Diciembre 2015 – Mayo 2016, está determinada por el desplazamiento del borde norte de la Zona de Convergencia Intertropical (ZITC), que va definiendo el inicio de la temporada, es precisamente durante este período, que cambian las condiciones de estabilidad atmosférica por lo cual son frecuentes afectaciones y perturbaciones tropicales (depresiones, tormentas y huracanes) en el Océano Atlántico tropical. Considerando que los patrones de lluvia están influenciados por las condiciones de circulación atmosférica que se presentan sobre el Océano Pacífico ecuatorial cuando se presentan escenarios condicionados de calentamiento o enfriamiento anómalo, se provoca en Venezuela el incremento de lluvia en las fases frías (La Niña) y, déficit en las fases cálidas (El Niño).

El panorama climático para el 2016 en la capital zuliana puede proyectarse como voluble y extremo, con un primer semestre con déficit de lluvias, bastante marcado el primer trimestre y con la expectativa abierta a la sobrevenida de un enfriamiento. El Zulia debe ahora examinar las barreras que han impedido el desarrollo de mecanismos preventivos a estos fenómenos en toda la región.

Maracaibo y el Estado Zulia presentan un alto deterioro ambiental por actividades antrópicas, parque automotor excesivo y obsoleto generando mayores emisiones de CO2, actividad industrial desmedida, explotación de carbón, deforestación para la construcción de urbanismos, vertederos a cielo abierto que son incinerados generando el desprendimiento de gases contaminantes a la atmósfera, marcada disminución de masa forestal por tala, quema originando una alteración y rompimiento del ciclo hidrológico.

Según la ONU el cambio climático se define como “un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a actividades humanas que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables”, Gustavo Carrasquel, Director de la Fundación Azul Ambientalistas, Consultor GEO6-PNUMA, estudioso del fenómeno de Cambio Climático ha venido alertando y denunciando la alta vulnerabilidad del estado Zulia frente a estos impactos que tienen la causa humana como eje central del problema, gestando un clima voluble a modificaciones generando implicaciones para el desarrollo de actividades socioeconómicas por afectaciones a los ecosistemas y pérdida de biodiversidad, inadecuado manejo del recurso hídrico, riesgos de incendios forestales, entre otros, por modificaciones en los patrones de temperatura.

Los síntomas de cambio climático abrasivos en el estado se han ido presentando, primero con la aparición de una fuerte temporada de sequía extrema desde el 2014 que aún continúa y según expertos se prolongará este año al menos el primer semestre, los principales embalses que surten de agua al estado como Manuelote, Tres Ríos y Tulé han sufrido de manera dramática una reducción y descenso de los niveles de agua por evaporación generando una crisis en la distribución y garantía del servicio, por la ausencia de precipitaciones.

Seguidamente, ocurrieron episodios durante el 2015, presentándose fuertes precipitaciones aisladas, con vientos huracanados y fuertes ráfagas que alcanzaron hasta los 80 km/h en forma de coletazos del Huracán Patricia que amenazó a Venezuela y el Caribe en el mes de Octubre del pasado año, acompañados estos por tormentas de arena y “nubes de polvo”, derrumbando árboles, además del fenómeno de las trombas marinas que fueron vislumbradas en su forma de espiral sobre el lago.

Las zonas del estado que deberían estar forestalmente bien pobladas, están desprovistas con suelos desnudos propensos a la desertificación, mencionando las fracturas ecosistémicas que se han generado a partir de las actividades humanas en las zonas urbanas y periurbanas de Maracaibo. Otro factor que se suma es la marcada inexistencia de bosque urbanos que podrían servir de contrapeso en la reducción de la temperatura ambiental, así como la deforestación de manglares para la construcción de urbanismos es otro factor que se suma a la propensión a sufrir eventos climáticos extremos, por la carencia de una barrera natural que proteja las costas contra vientos erosivos, mareas y retención de gases de efecto invernadero.

Por estas razones se han alterado los elementos que condicionan el clima, lo que favorece la aparición de fenómenos naturales y la transformación de estos en desastres naturales en el Zulia. El pronóstico estacional del APEC Climate Center prevé mayor probabilidades de observar en los primeros meses del año condiciones de déficit de precipitación y para el trimestre marzo – mayo 2016, el modelo pronostica mayor probabilidad de que se observen condiciones de exceso de precipitaciones en el extremo occidental del país, región de la que forma parte el estado Zulia.

Carrasquel, plantea que el choque de temperatura ejerce presión sobre la onda de calor del fenómeno del niño, el Zulia manifiesta, condensación H2O, meses de evaporación, cúmulo de nubes, Lluvia pasmada, condensado, vientos huracanados, trombas marinas, recarga de estratósfera. “La evidencia científica nos muestra que las tormentas tropicales y huracanes (hoy con mayor energía por el choque de temperaturas y la saturación de gases en la estratosfera), se pueden fusionar e incluso crear especies de ondas expansivas que causan desviación del patrón de los vientos, y podrían entonces alterar, la variabilidad natural del clima y generar posibles desastres naturales”.

“El futuro del planeta depende de ustedes, no nos podemos permitir la indecisión, estamos llamados a la transformación de nuestro modelo de desarrollo, la transición ya ha empezado pero necesitamos su ayuda y su visión para acelerarlo”, fueron las palabras del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, en la pasada Cumbre COP 21 dirigiéndose a los mandatarios del mundo.

Esto es un llamado en nombre del poder ciudadano a los entes gubernamentales de todos los niveles para que consideren muy en serio más allá del juego político, el escenario climático global y de la región, entendiendo que estamos sufriendo las consecuencias de una nueva realidad climática y necesitamos acciones urgentes y un compromiso contra el cambio climático, se trata de un mandato de las Naciones unidas por la supervivencia humana más allá de las ideologías y los intereses individuales.

Anuncios

Acerca de Azul Ambientalistas

Defensores, Activistas, Ambientalistas, Ecologistas y Conservacionistas
Esta entrada fue publicada en Cambio climatico, Notas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s