[A Propósito del Día de los Océanos] La magia de los océanos

Azul-Ambientalistas-La-Magia-de-los-Oceanos-01

Casi toda el agua de la hidrosfera está en los mares y océanos, cuya superficie total suma 361.740.000 kilómetros cuadrados, es decir, alrededor del 70% de la superficie terrestre. Un solo océano, el Pacífico aporta casi la mitad de este gran total.

Si se observa la Tierra desde muy alto, en un punto situado en el centro del Pacífico no se verá más que agua. La profundidad media de los océanos es de unos 3.600 metros, pero hay fosas tres veces más hondas.

Las presiones a estas profundidades son tan fuertes que los científicos sólo pueden descender en esferas con paredes de acero u otro material muy grueso. El fondo de los mares tiene actualmente gran interés científico y comercial.

Los científicos descubrieron que el lecho marino, la parte más delgada de la corteza terrestre, se está contrayendo en unas partes y extendiendo en otras, con lo que grandes masas de tierra se están juntando o separando lentamente.

El interés comercial se centra en los yacimientos minerales de los fondos del mar. Allí el agua está muy fría y la oscuridad es total, pues la luz no puede penetrar más allá de unos 50 metros de profundidad.

Estas capas superiores de las aguas están llenas de vida. Una sola taza de agua contiene cientos o incluso miles de organismos vegetales microscópicos, algunos monoseculares, llamados fitoplancton, que son la base de toda la variedad de seres vivos que habita los mares.

Al igual que las demás plantas, se alimentan por fotosíntesis, lo que permite decir que requieren bióxido de carbono, luz solar y agua.

En el agua de mar hay muchas otras sustancias. Las más comunes son el cloro, que es un gas y sodio, que es un metal. Ambas son fuertemente reactivas, pero inofensivas, cuando están combinadas formando la sal común.

Hay otros elementos presentes en cantidades que parecen insignificantes, por ejemplo, el magnesio, un metal que representa sólo el .13% del agua de mar; pero, en conjunto, constituye 170 billones de toneladas.

Azul-Ambientalistas-La-Magia-de-los-Oceanos-02

Los océanos no son masas de agua quieta. Existen poderosas corrientes que recorren miles de kilómetros, a veces por la superficie y a veces por las profundidades, mientras que en otras zonas el agua de pronto de hunde o sube a la superficie.

Una de las corrientes más conocidas es la Corriente del Golfo, que lleva agua templada desde el Golfo de México y el Caribe hasta el nordeste de Europa. Sin ella, los inviernos en Gran Bretaña serían mucho más fríos.

Otra la famosa Corriente de Humboldt, que lleva agua del Antártico por la costa occidental de Sudamérica. Más o menos frente al Perú, esta corriente surge a la superficie trayendo mucha agua cargada de minerales y sustancias nutritivas. Como resultado se produce allí el mayor caladero de pesca costera del mundo, especialmente rico en anchoas, de las que Perú recolectó en el año 1970 la cantidad record de 12 millones de toneladas.

En casi todas las partes del mundo el nivel del mar se eleva dos veces al día (pleamar) y baja otras tantas (bajamar), con una diferencia entre una y otra que puede ser enorme, como los 20 metros en Bahía de Fundy.

La fuerza de atracción del Sol y la Luna sobre las aguas de la Tierra es la principal causa de las mareas.

Por la superficie siempre hay olas, cuyo tamaño depende de la fuerza del viento. Al aumentar el viento, las olas van creciendo de tamaño en el transcurso de varias horas, pero al mismo tiempo se agranda la distancia entre ola y ola. Estamos tan acostumbrados a ver moverse las olas por el mar, que nos cuesta trabajo creer que el agua permanece en el mismo sitio y que lo que se traslade sea sólo la onda.

Al pasar la ola, el agua (o las partículas que la componen) se mueve verticalmente: hacia arriba girando, lateralmente, hacia abajo, hacia atrás y de nuevo hacia arriba. La distancia recorrida en este ciclo depende del tamaño de la onda. Las mayores olas que se encuentran en el océano miden unos 15 metros desde el seno hasta la cresta, aunque a veces se produce olas que miden el doble.

Fuente | Agua – Ciencia Visión

Anuncios

Acerca de Azul Ambientalistas

Defensores, Activistas, Ambientalistas, Ecologistas y Conservacionistas
Esta entrada fue publicada en Notas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s