Hace 16 Años, el Buque Nissos Amorgos derramó 25 mil barriles de petróleo en el Lago de Maracaibo

Azul-Ambientalistas-Nissos-Amorgos-01

El 28 de febrero de 1997 el buque tanquero griego Nissos Amorgos, transportaba aproximadamente 75 mil barriles de petróleo crudo venezolano, encalló al pasar por el canal de navegación del Lago de Maracaibo en la salida hacia el Golfo de Venezuela, derramando en el cuerpo de agua la cantidad de veinticinco mil cuatrocientos seis barriles de petróleo (25.406 brls), los cuales contaminaron la costa noroeste de la Isla de San Carlos; extendiéndose el derrame hacia el balneario de Caimare Chico.

Indignados, centenares de embarcaciones pesqueras bloquearon por tres horas el paso de tanqueros petroleros y otros buques que circulan diariamente por el Lago de Maracaibo, el más grande reservorio de agua dulce de Sur América, en protesta por la contaminación que la industria petrolera ha causado a las aguas de la zona, y en particular por el desastroso derrame que causo el buque griego Nissos Amorgos en el adyacente Golfo de Venezuela.

El daño patrimonial es bien conocido, pero aún hoy el impacto ambiental y el daño ecológico es incalculable.

Cerca de un 80% de las exportaciones de petróleo venezolano transitan por el Lago de Maracaibo, transportados por unos 130 tanqueros cada mes, en promedio.

Azul-Ambientalistas-Nissos-Amorgos-02

Las descargas accidentales y a gran escala de petróleo líquido son una importante causa de contaminación de las costas. Los casos más espectaculares de contaminación por crudos suelen estar a cargo de los superpetroleros empleados para transportarlos, pero hay otros muchos barcos que vierten también petróleo, y la explotación de las plataformas petrolíferas marinas supone también una importante aportación de vertidos.

Se estima que de cada millón de toneladas de crudo embarcadas se vierte una tonelada. Entre las mayores mareas negras registradas hasta el momento se encuentran la producida por el petrolero Amoco Cádiz frente a las costas francesas en 1978 (1,6 millones de barriles de crudo).

El vertido de 240.000 barriles por el petrolero Exxon Valdez en el Prince William Sound, en el Golfo de Alaska, en marzo de 1989, produjo, en el plazo de una semana, una marea negra de 6.700 km2, que puso en peligro la vida silvestre y las pesquerías de toda el área.

En enero de 2000, el petrolero Erika vertió más de 37.000 toneladas de combustible pesado en las costas de la región francesa de Bretaña, causando la mayor tragedia ornitológica del atlántico europeo.

Lamentablemente el “poder” de las corporaciones petroleras, “compra” la consciencia de comunicadores y medios de comunicación que “silencian” estos desastres…

Es la contaminación de cualquier hábitat por cualquier hidrocarburo líquido. Se trata de una de las formas más graves de contaminación del agua, y el término se emplea sobre todo en relación con el vertido de petróleo al medio ambiente marino; en este caso, la masa que se produce tras el vertido y que flota en el mar se conoce con el nombre de marea negra.

Dirección de Medios de la Fundación Azul Ambientalistas

Anuncios

Acerca de Azul Ambientalistas

Defensores, Activistas, Ambientalistas, Ecologistas y Conservacionistas
Esta entrada fue publicada en Notas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s