Consejos para reciclar la ropa de tu vestuario

Es muy sencillo y rápido llenar el clóset con ropa que no usamos. Los años pasan, las prendas se van acumulando, compramos todo lo que está en oferta, sin que nos demos cuenta, tenemos en el armario artículos pasados de moda, desteñidos y hasta deteriorados, ya sea rotos, si botones o en otras tallas, porque hemos ganado o perdido peso.

Hoy quiero darte algunas ideas de cómo puedes reciclar la ropa de tu vestuario, sin gastar nada, o con muy poco dinero. Primero, debes hacerte una promesa muy seria y seguirla al pie de la letra: ¡La ropa que no haz usado en el plazo de un año tiene que salir del clóset!

Un armario limpio y ordenado te ayudará a mantener una imagen impecable con un renovado y mejor look, te facilitará la tarea de vestirte todas las mañanas, y te permitirá mantener un buen inventario de lo que tienes y de lo que te hace falta.

A reciclar…

Si estás convencida/o que ya no vas a usar determinada prenda de vestir, la forma más sencilla de reciclarla es donarla para que otra persona la pueda usar. Puedes llevarla a un orfanato, un albergue para mujeres maltratadas o a alguna iglesia, donde se encarguen de distribuirla a personas que la necesitan. Además te vas a sentir muy bien al poder dar y ayudar a otras personas.

Si la ropa te queda grande, pero consideras que es de buena calidad y que con algunos ajusten te puede servir, entonces hazlo. Busca una costurera, si no lo puedes hacer tu misma, y arregla esa ropa que no te queda bien. Ajústala a tu cuerpo y adáptala a la moda del momento. No esperes más.

El mejor consejo para lucir más joven y actual es que la ropa te quede bien entallada de acuerdo a tu tipo de cuerpo. Si por el contrario la ropa te queda pequeña, puedes dársela a un familiar o amigo o venderla. No vale la pena seguir esperando a bajar de peso cuando no lo has conseguido en los últimos 12 meses.

Una manera sencilla de cambiar el “look” de la ropa es añadiéndole aplicaciones o cambiando los botones. Por ejemplo, si tienes una blusa o camisa de manga larga, córtale las mangas a la altura del codo para crear una manga de 3/4 que está muy de moda, y cambia el color de los botones… ¡Tendrás una prenda nueva!

Otra manera de cambiar la apariencia de la ropa y darle un nuevo uso es cambiando el color. Dependiendo del estilo y del material con que esté confeccionada, puedes teñir las prendas de una manera muy sencilla y económica.

Los pantalones de jeans, por ejemplo, pueden reciclarse de muchas maneras: Si los doblas a la altura de las pantorrillas, tendrás unos cómodos ‘capris’ o pantalones ‘marineros’; si los cortas más arriba, tienes unos ‘shorts’ para ir a la playa. También, puedes dejarlos del mismo largo y añadirles algunas aplicaciones o hacerles algunos agujeros para cambiar su estilo.

Las toallas y la ropa de cama también se pueden reciclar. Con las toallas, siempre y cuando no estén muy gastadas, puedes hacer cogedores de ollas para la cocina o forros para los cojines de los muebles de la terraza. Además, puedes partir una toalla grande en piezas más pequeñas y utilizar éstas para limpiar el auto o para el aseo general de la casa.

Recuerda también reciclar los accesorios. Con broches, aretes y collares puedes darle una nueva apariencia a unas sandalias veraniegas, un bolso de tela o un sombrero.

Vía: Martin Llorens | Diario Ecología

Anuncios

Acerca de Azul Ambientalistas

Defensores, Activistas, Ambientalistas, Ecologistas y Conservacionistas
Esta entrada fue publicada en Notas y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s