Venezuela: De una Úlcera Gástrica y Tristeza Murió la Tonina Helena

02

En los 4 primeros meses del año han fallecido 4 cetáceos en el Acuario de Valencia. Azul Ambientalistas fija posición ante las muertes de las Toninas del acuario venezolano.

Helena, la menor de las toninas que habitaban en el Acuario de Valencia falleció por una úlcera gástrica y problemas emocionales que le generaron la pérdida abrupta de su madre, Penélope, informó el veterinario y especialista en fauna silvestre, Ernesto Boede.

La joven tonina nació en cautiverio en el acuario  y era hija de Penélope y de Ulises, dos de los cetáceos muertos también en el primer cuatrimestre del año.

Helena tenía un año y 4 meses de edad. Al momento de la pérdida de su madre aún se encontraba en período de lactancia. Este es el cuarto cetáceo que fallece en este acuario. De 6 que allí vivían solamente quedan dos: Zeus, de 4 años, y Dalila, de aproximadamente 37 años.

“Fui llamado el 1º de Abril cuando Helena presentó un cuadro de vómitos e inapetencia después de la muerte de su madre Penélope. Ese mismo día le recomendé a la nueva junta directiva del acuario que era sumamente necesario efectuarle los lavados gástricos preventivos a Dalila y a Zeus, así como a Helenita, que ya no era preventivo sino curativo porque presentaba síntomas de problemas gástricos”, detalló Boede.

Agregó el veterinario que cuando le efectuaron el lavado gástrico manual a la más joven de las toninas le extrajeron 410 gramos de objetos extraños.

“Ya por ese hecho, como ocurre con los delfines, las primeras sintomatologías que se observan son úlceras gástricas y procesos neumónicos. Comenzamos a aplicarle un tratamiento de acuerdo con protectores gástricos, hidratación, pero el pronóstico siempre fue reservado porque estaba en un estado de inanición e inapetencia”, refirió el veterinario.

También ofreció los detalles de lo ocurrido en compañía de la nueva presidenta de la Fundación Juan Vicente Seijas, Josefina Valerio, y el vicepresidente Diego Castro Duno.

Las dos toninas que quedan en el Acuario de Valencia se mantienen bajo estricto cuidado médico y por ahora no serán expuestas al contacto con el público que acude al sitio recreativo.

Este año también han muerto las toninas Ulises, de 37 años de edad, el día 13 de enero; luego falleció Artemis, de 16 años de edad, el pasado 5 de febrero; y posteriormente murió Penélope de 27 años el día 25 de marzo. Esta última era la madre de Zeus y de Helena.

En octubre del año pasado se presentó un revuelo en la ciudad de Valencia cuando el alcalde Edgardo Parra y la antigua presidenta del Acuario, Alicia Salas, anunciaron la firma de un convenio con el Daejeon Aquaworld de Corea del Sur, que implicaba el traslado de las toninas Artemis y Zeus para un nuevo parque del país asiático, a cambio de un pez mandarín amarillo, así como la refacción de una parte del Acuario de Valencia que se calculaba en 500.000 dólares. Este convenio quedó sin efecto por la muerte de Artemis.

01

Azul Ambientalistas Fija Posición ante las Muertes de las Toninas del Acuario de Valencia

La verdad es que la captura de toninas es un procedimiento violento, donde se persiguen grupos de ellas hasta lograr su agotamiento.  Son rodeados con una red y arrastrados hacia sus cazadores para escoger entre el aterrorizado grupo de toninas, los especímenes que serán encerrados y no volverán jamás a ver su hábitat natural ni a su grupo familiar, dejando así, al resto de las toninas más viejas en el rio, las cuales, sufren por la separación familiar, encontrándose que algunos de ellos mueren posteriormente de tristeza y estrés.

Es tal el impacto físico y emocional sobre estas criaturas que, en el traslado mueren la mayoría de ellas, como es el caso de los inicios del Acuario de Valencia, en el que se capturaron 10 toninas y 8 de ellas murieron en el proceso de traslado y ubicación.

Lo cierto es que los cetáceos y ballenas no son tan felices como parecen en sus espectáculos. No entienden que el pescado muerto que les arrojan los cuidadores es su alimento. Hasta que lo aprenden los alimentan introduciéndoles un tubo en el estómago.

Más de la mitad no supera el primer año de vida en cautiverio, nada sorprendente si se considera, por ejemplo, que en la filmación de la serie norteamericana Flipper –cuyo protagonista era un delfín, que en realidad era una hembra, del mismo nombre– murieron 20 ejemplares, debido a enfermedades y a malos entrenamientos.

Quizá convenga recordar las palabras de Jacques Costeau: “Ningún acuario, ningún estanque en algún parque marino, sin importar su tamaño, puede reproducir las condiciones del mar. Y ningún delfín que en ellos habite puede ser considerado normal”.

Cada año mueren alrededor de 250 mil cetáceos en nombre de la “industria del entretenimiento”.

El caso de las toninas del Acuario de Valencia solo demostró las condiciones “inhumanas” como son tratados estos cetáceos tan mamíferos como nosotros. Nos oponemos a que se sigan “secuestrando” a estos hermanos y los obliguen a ser “esclavos” en la “industria del entretenimiento”.

Redacción | Agencia de Noticias Canal Azul 24 (ANCA24)

Anuncios

Acerca de Azul Ambientalistas

Defensores, Activistas, Ambientalistas, Ecologistas y Conservacionistas
Esta entrada fue publicada en Notas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s